miércoles, 3 de octubre de 2012

McLaren P1

McLaren presenta en el Salón del Automóvil de París el prototipo del sucesor del MP4-12.

Los chicos de la factoría de Woking han logrado con su nueva creación lo que se pensaba que era un imposible, crear un digno sucesor al McLaren F1. ¿Estará el P1 tan desarrollado como lo estuvo el F1 hace casi 20 años?, para saberlo tendremos que esperar al 2013.

Desde Inglaterra ha llegado después de mucho tiempo el primer soplo de aire fresco de la firma McLaren Automotive: el McLaren P1.



Sustituto natural de su hermano pequeño MP4-12C, es inevitable pensar que esta vez sí  tenemos un sucesor al mítico McLaren F1 de los años 90, lo que se podría decir como un F1 del S.XXI, a pesar de no tener como objetivo superar su punta de velocidad, (debemos recordar que el modelo F1 de la firma inglesa sigue siendo aún casi 20 años después, el coche con motor atmosférico más veloz que se ha fabricado en serie).

El know-how de la firma presidida por Ron Denis nos presenta un concept car en que la aerodinámica toma un papel principal. El diseño del P1 se inspira tanto por el viento como por la dinámica de fluidos y de esa mágica unión nos encontramos con un vehículo cuyo dowforce o efecto suelo es cinco veces superior al del MP4-12C, gracias al poderoso alerón trasero, que hará las veces de freno de aire, como al novedoso conjunto de flaps delante de las ruedas delanteras.

En el campo de la motorización, McLaren presentó su modelo sin una decisión clara del motor. Se cree que contará con un V8 de 3,8 litros turbocargado que producirá alrededor de 800 caballos e irá unido a un sistema KERS como el de la Fórmula 1 para darle una potencia extra, con lo que llegaría cerca de los 1.000 caballos y su velocidad superaría los 400 km/h, esto podría suponer unos 600CV por tonelada cuando rivales directos como el Lamborghini Aventador cuenta con 445 CV o el Bugatti Veyron 530 CV por tonelada, a pesar de ello, en palabras de Antony Sheriff, director de gestión de McLaren Automotive, «nuestro ánimo no es lograr el coche más rápido en términos de velocidad punta, sino el más capaz, tecnológicamente avanzado, reactivo y excitante jamás fabricado»

El exterior del P1 se caracteriza por sus angulosos alerones y por sus sorprendente juego de faros delanteros, éstos cuentan con una forma que nos recuerdan a la forma que presenta el logo de McLaren Automotive y que se están planteando montar en el nuevo restyle del MP4-12C.

Los pilotos traseros han sido sustituidos por unas cintas que esperamos se mantengan en el diseño final del vehículo. Dichas cintas comparten protagonismo en la parte trasera del vehículo con una pequeña salida de aire en el techo que no es más que un pequeño guiño al genial F1.

Por primera vez un modelo de McLaren lucirá una pintura bitono, la cual nos podrá ayudar a diferenciar las partes de la carrocería con una finalidad puramente aerodinámica, pintada en color negro y las partes cuyo objetivo es deslumbrarnos con su belleza, pintadas con el mítico color naranja cobre.



La no presencia de limpias, responde a un nuevo paso tecnológico en el mundo del motor. Las ventanillas con cristales acrílicos consiguen que se mantengan completamente secos a pesar de la lluvia o suciedad reinante en las carreteras.

El modelo final con motor incluido se presentará en breve y su producción comenzará en el año 2013, mismo año en que se entregarán las primeras de las 500 unidades por el módico precio de……….todavía nadie lo sabe, ¿un millón de libras?

Si en el año 1996 el binomio creado por Murray-Stevens conseguía crear el mejor coche de su época, esperamos que este año o el siguiente, la dupla Denis- Stehpenson nos traiga de nuevo un regalo para los aficionados a las cuatro ruedas.

Fuente: mcdrifter.com, autos.univision.com, motorpasion.com, coches.net,….
Imágenes: google

No hay comentarios:

Publicar un comentario